Sobre este proyecto – ES

Medellín es mejor conocida por sus tiempos peores, cuando Pablo Escobar aterrorizó a personas honestas, reclutó a niños para su narcotráfico y trastocó un orden social orgulloso y emprendedor. La transformación de Medellín desde su muerte en 1993 ha hecho de Medellín un lugar muy diferente. Un paseo en el Metro de clase mundial, la envidia de América Latina, le mostrará algunos de los triunfos del Medellín de hoy en día.

Cuando pasas el cursor sobre las estaciones de metro en el menú de arriba, cada parada representa un tema de la transformación de Medellín desde 1993. Exposiciones y Alpujarra te presentan parte de la vida social diurna de Medellín, incluyendo ensayos fotográficos y en video sobre arte callejero y explicando por qué los centros comerciales son más vibrantes y exitosos en Colombia que nunca. También te muestra un paseo fluvial donde las cometas vuelan alto y el yoga al aire libre celebra el clima sublime de la ciudad. Caribe muestra la resiliencia de Moravia, un barrio que alguna vez fue el basurero de la ciudad y ahora es un exuberante jardín que se eleva sobre una arteria principal de tráfico, presentando una historia de éxito tanto ambiental como económica.

Puedes disfrutar del Metro – ¡todos los viajes son gratis hoy! – explorando las paradas a medida que llegas a ellas, o puedes buscar el sitio por tema en el Índice de palabras clave (Keyword Index.) De cualquier manera, este sitio permanecerá en construcción durante mucho tiempo, así que espero que marques y regreses a menudo para ver qué hay de nuevo en Medellín.

METRO STATIONS

The Medellín Metro began operation in 1995 and is the envy of most of Latin America. It operates entirely above-ground, so any ride you take offers great views of the city. The stops marked on the map below index stories, articles, videos, photo essays – all ways to get to know different places than you would find on a tourist guide. Hop on the Metro to one of the stations, or use the Keyword index if you’d like to search for specific information within the site. Whichever way you choose to explore, we hope at the end you say 

¡Qué chimba parce! 

– “That was great, dude!”